Content feed Comments Feed

Lollipop: una stripper contra la mafia

James Jakodema dirige en su primera película y con toque tarantiniano a Jesse Jane en el papel de una stripper que estafa a la persona equivocada.

Bikini Bang Bang: amigas, armas, dinero y sexo

Tres amigas se embarcarán en un viaje lleno de armas, violencia, sexo y dinero para rescatar a su mejor amiga, secuestrada por culpa de los líos de su novio.

Snow White: la cara oculta del cuento

Axel Braun recrea el cuento de Blancanieves con Riley Steele en el papel protagonista y Jessica Drake como la reina malvada. Sexo y ambición en una fantasía medieval.

No Way Out: Ash Hollywood, asesina a sueldo

Ash Hollywood es secuestrada y convertida en una asesina a sueldo. Pero cuando empiece a habituarse a su nueva identidad, una tración en la organización pondrá en jaque su vida.

Traci Lords: Filmografía de la actriz prohibida (1984)

Un repaso exhaustivo a la filmografía de una de las más grandes actrices porno de todos los tiempos: Traci Lords.

Próximamente...

GIRLS SEX TRICKS: la primera película como directora de Lara Tinelli

CHAMPAGNE SHOWERS: Francois Clousot dirige su propio Bar Coyote

GLUTTONY: el segundo pecado capital de James Deen

DESERT HEAT: Un asesino y muchos jóvenes sexualmente activos en un motel. ¿Adivinas el final?

White Witch: magia blanca para cine negro

Scott Allen se confirma como director revelación en esta cinta sobre un detective que cae en una espiral de magia, locura y desesperación para resolver su caso.

Greed: el primer pecado de James Deen

James Deen se convierte en un hombre sin escrúpulos que seduce, retiene y colecciona mujeres para su placer sexual. Alektra Blue es la siguiente.
CahayaBiru.com

Hoy tengo el honor de presentaros la entrevista exclusiva que le he hecho a Aria Giovanni, la reina del softcore y una de las musas más importantes del director Andrew Blake. Su cuerpo natural y sus rasgos raciales son su principal carta de presentación. Inciándose en el cine X de manos de Andrew Blake en 2001, Aria empezó su carrera como modelo fotográfica erótica unos años antes. Ahora es una de las modelos eróticas más cotizadas y un icono imprescindible de la pasada década al hablar de erotismo, escenas lésbicas y glamour en el porno. Hoy, Aria nos habla de ella en Porno Gafapasta.

¿Por qué entraste en el mundo del porno y el erotismo?

Estaba estudiando en ese momento y necesitaba dinero para pagar la universidad. No pretendía dedicarme a esto y nunca me imaginé que sería tan popular. Mi objetivo era más sacarme el título que ser modelo. Cuando empecé a despegar y me iba bien, decidí dedicarme a esto tras la universidad.

Desde los inicios de tu carrera decidiste no actuar con hombres. ¿Por qué?

El sexo es algo privado para mí. No lo quiero compartir con el resto del mundo. Me expongo ante la cámara hasta cierto punto, y el sexo hetero sería demasiado. Quiero poder levantarme por la mañana, mirarme al espejo y estar a gusto con lo que he hecho y no lo estaría si mi trabajo fuera tener sexo con hombres.


La mayor parte de las actrices que comenzaron su carrera, como tú, en 2001, ha hecho más de 200 películas. Tú eres mundialmente conocida, pero sólo has hecho unas pocas.

Soy modelo de desnudos. Aunque he hecho películas explícitas, me dedico más a la fotografía que al video. Y como no he rodado hardcore, no se me requiere tanto.

Aún así, has trabajado varias veces con el gran Andrew Blake. ¿Qué nos puedes decir de él?

Es un hombre de gran talento. Me encanta su trabajo y he disfrutado mucho cada vez que he trabajado con él. La calidad de sus filmaciones y su visión es única.

¿De cuál de tus películas estás más orgullosa?

Aria, de Andrew Blake

Has recibido ofertas para trabajar con estudios como Wicked Pictures, Digital Playground, Adam & Eve o Vivid?

Sí, si me han ofrecido papeles, pero no estoy interesada en rodar hardcore.

Has actuado con muchas actrices. ¿Cuál es tu favorita?

Mis favoritas serían las que también son amigas mías fuera del trabajo. Trabajar con Aimee Sweet y Jelena Jensen es siempre genial.

En una época en que la tónica general la marcan las actrices siliconadas, tú luces una figura natural. ¿Has pasado o pasarás por las manos de un cirujano?

Soy toda natural. Nunca me he operado de nada y no pretendo hacerlo.


La pregunta típica. ¿Tienes pareja? ¿Qué tal lleva tu profesión?

Sí, tengo novio. Puede ser difícil encontrar el chico adecuado que lleve bien lo que hago, pero como no me acuesto con hombres no le es tan duro.

Bueno, no todo en la vida es porno. Siempre te has mostrado como una amante de la música y del rock en particular ¿Conoces algún grupo español?

Escucho todo tipo de música. La verdad es que escucho cosas muy variadas: Rock Clásico, Hip-Hop, Country, Pop, Clásica... de todo. Pero no, no conozco ningún grupo español.

¿Por qué decidiste empezar tu blog Where in the world is Aria Giovanni?

Siempre que me reunía con mis amigos me preguntaban lo mismo: ¿Dónde has estado? Me encanta viajar y quería compartir mis experiencias con mis fans.

Has estado por todo el mundo...

Sí, la verdad es que sí. Viajar es la mejor forma de educarte a ti mismo y abrir tu mente.

Además de tu blog llevas tu propia web con material exclusivo. ¿El futuro del porno está en Internet?

Creo que el futuro del porno está, probablemente, en el teléfono móvil. Los terminales móviles son una forma fantástica para ver este tipo de contenido donde sea.


Tienes tus películas y tu web. ¿Tienes otros negocios?

Mi web es lo principal. También hago chats en vivo, venta online, actuaciones, distribución por móvil, el programa "Bachelor Cooking 101", trabajos de modelo, firmas y tengo los ingresos de las visitas de Internet.

Al igual que tú, Jenna Jameson, la musa de Porno Gafapasta, empezó su carrera con Andrew Blake. ¿La conoces? ¿Qué nos puedes decir de ella?

Sí, la he conocido y es una chica muy sencilla y amable.

A mucha gente de la industria no le gustó lo que Jenna dijo en los AVN de hace un par de años: "Nunca más volveré a abrirme de piernas en este negocio" ¿Qué opinas?

Es una decisión personal que cada actriz debe tomar un día u otro. Ninguna de nosotras ha firmado un contrato de por vida. Entiendo perfectamente su decisión.


Tus últimos grandes trabajos han sido "X" y "X2" de Andrew Blake, ¿Cual será tu próxima película?

Ahora mismo no tengo ninguna película prevista, solamente mi aparición en "Calvin's Dream". Estoy bastante ocupada con los cambios de mi web www.ariagiovanni.com



Never say never (Brad Armstrong, 2009)

jueves, 18 de marzo de 2010

Las grandes producciones y los buenos guiones no es lo único que ha convertido a Brad Armstrong en el director estrella de Wicked Pictures y uno de los más respetados del porno americano. Y es que junto a las grandes películas, Armstrong crea cada año un buen número de películas ‘menores’ que llenan el catálogo. No nos engañemos, algunas son una chorrada o vignettes sin fuste donde tampoco se atreve a arriesgar en el sexo. Pero entre todas, encontramos buenas comedias, thrillers discretos pero atractivos, y también tenemos la suerte de encontrar películas que, sin un gran argumento (o ninguno) ni una gran producción, son una delicia bien por una idea original o, simplemente, por ser ingeniosas y atractivas. Y este es el caso de “Never say never, un vignette argumental protagonizado por Kaylani Lei que entretiene y excita a partes iguales.

La sabiduría popular dice que hay cosas que no hay que hacer nunca. Meter los dedos en un enchufe, cruzar la calle sin mirar, liarte con la ex de tu mejor amigo o mezclar los negocios con el placer. Kaylani lo tiene muy claro, pero cuando se dice que no debe de hacer algo, termina haciéndolo. Y la experiencia termina dándole una nueva filosofía. Nunca digas nunca.

Never say never” no se resiente por el hecho de no tener una trama y da más que un simple vignette porque sí tiene un buen hilo conductor. Armstrong empieza con un acierto antes de pasar a las escenas: tres secuencias cortas y divertidas que nos sitúan ante lo que vamos a ver después, es decir, a Kaylani diciendo lo que nunca se debe hacer y cayendo, acto seguido, en la tentación. Así, la introducción tiene ritmo, humor y una función argumental.

Y después, pasamos a la parte central del filme. El primer nunca del filme es el de no tirarse al exnovio de tu amiga, y Kaylani se tira, sin embargo, a Danny Mountain para terminar siendo descubierta por la amiga cuchillo en mano. El segundo es el de no mezclar los negocios y el placer, por lo que Kaylani se tira en la oficina a su jefe y a su compañera de trabajo (Brad Armstrong y Tory Lane) y termina despedida.

Más tarde, Kaylani nos aconseja que nunca crucemos la calle sin mirar a los dos lados. Ella lo hace y se encuentra con su exnovio (Eric Masterson) y la nueva chica de este, la superneumática y apetecible Jenna Presley. Los celos la corroen, intenta disimular y vemos, instantes después, como se lo montan en su casa Masterson y Presley.

El siguiente consejo es que nunca te vean sudar, que no noten que estás nervioso ni sufriendo. Armstrong lo saca de contexto y nos trae a una sudada Kaylani en el gimnasio follándose a dos chicos que estaban entrenando (Marcus London y Tommy Gunn). El siguiente es tentador (y divertido) desde el principio: nunca hables con la boca llena, y eso es precisamente lo que hace Kaylani mientras se la chupa a Brad: coger el teléfono para atender la llamada de su novio.

Más tarde Kaylani recurre a un clásico: no te subas al coche de un extraño. Pero esta vez decide ser prudente y no se sube cuando Derrick Pierce se lo ofrece mientras va sola de noche por la calle. Unos metros más adelante se lo pide a dos prostitutas (Alexis Texas y Angelina Valentine), que sí se suben con él y a las que se folla más tarde en el garaje. Y en la siguiente escena, vemos a Kaylani en la tienda de su padre que le dice en mandarín que no debe salir con chicos de otras razas, a lo que ni corta ni perezosa Kaylani responde tirándose al semental negro Deep Threat.

Tras la escena interracial, aparecen los créditos finales; pero Kaylani los aparta de un manotazo para dar paso a la última escena. “Siempre he dicho que no haría nunca anal ante la cámara”, dice Kaylani, “pero como dice el título, nunca digas nunca”, sentencia, para ofrecernos una escena anal con Brad Armstrong. Y es que Never say never” se estrenó anunciando el primer anal de la actriz asiática y, aunque breve y de una sola postura (ella tumbada boca arriba) resulta un fantástico estreno anal.

En resumen, “Never say never” es una película entretenida, excitante, amena, divertida en varias ocasiones y con un buen reparto. Puestos a no hacer grandes producciones o brillantes guiones, siempre es mejor películas como ésta, argumentales, pero sin trama e ingeniosas, que no un bodrio argumental infumable. Y Armstrong acierta de pleno en este filme que Kaylani domina de principio a fin. Y eso que cuando se estrenó pasé de verla; pero bueno, nunca digas nunca.

Lo mejor: La impresionante Jenna Presley, la idea, el estilo y la dulce Kaylani

Lo peor: Que a Armstrong no se le ocurran más a menudo pelis así


The Crack Pack (Joe Gallant, 2009)

lunes, 15 de marzo de 2010

"The Crack Pack", producida por Adam & Eve y dirigida por Joe Gallant, te deja una sensación muy contradictoria. Al principio te da la sensación de que vas a ver (y estás viendo) una gran producción bien trabajada. Y en parte es así: los planos aéreos de Las Vegas, los crooners sobre el escenario con una gran canción (ganadora de un AVN), la gran mansión de Alexis... Pero, a medida que avanza, el guión se les va un poco de las manos a todos, la historia pierde interés y ves como las escenas se acumulan sin un objetivo claro.

La película cuenta la historia de Bree, una simple sirvienta de gente rica que prueba suerte en un espectáculo de striptease y baile en Las Vegas. El triunfo y la fama llegan rápido, pero ¿podrá una chica inocente como Bree llevar todo lo que conlleva la vida del espectáculo?

El trabajo de cámara y dirección es uno de los culpables de la sensación contradictoria de la que hablaba antes. Muy profesional y cinematográfica en unas escenas, muy chapucera hasta para el gonzo en otras, acaba creando cierta sensación de incomodidad y provoca falta de cohesión en el filme, visible también en el guión, con varias escenas inútiles para la trama y mal ideadas.

Aún así, el filme tiene aspectos bastante reseñables. La idea principal, aunque no es muy original, es atractiva, y el reparto está muy bien elegido. El ambiente del club está muy bien retratado y se nota el esfuerzo del equipo en los espectáculos. Pero eso no basta y la sensación final es de que ha sido demasiado larga (228 minutos) para lo que tenía que contar, y de que no ha valido la pena.

Gallant intenta compensar todo (y más o menos lo consigue) con las escenas de sexo, que tienen muy buen nivel. Sólo hay que ver cómo empieza, con un fantástico trío entre Bree Olson, Alexis Texas y Jack Vegas lleno de morbo. Después de un solo de Bree, Jack Vegas repite con la neumática Andi Anderson, y después Sara Stone y Dino Bravo continúan con el espectáculo. Luego le llega el turno a Tyler Night, que se lo monta con Kirra Lynne. Y, finalmente, Dino Bravo masajea y se folla a la dulce Bree.

En resumen, un entretenimiento normalito sin nada que destaque a parte del sexo, que con buena variedad de mujeres y una buena composición de escenas, salva el espectáculo aún sin ser una parte sexual excepcional. La peli aprueba, pero no pasa de ahí.

Lo mejor: Los primeros minutos, y Alexis y Bree, claro

Lo peor: Que el guión decepciona



The Nurse (Herve Bodilis, 2009)

jueves, 11 de marzo de 2010

Una película europea, para variar. Y para no equivocarnos, he tirado de Dorcel. La factoría francesa saca cada año varias grandes producciones y muchos DVD muy pero que muy atractivos. Y “The Nurse” (L’Infirmiere, en su francés original) puede ser uno de ellos si se toma como lo que es: un conjunto de potentes escenas de sexo envueltas en una producción de alta factura con un guión pobre de porno amateur. Eso sí, el reparto es de lujo: Tarra White, Suzie Carina, Yasmine, Nacho Vidal, Renata Black y Tania Ritz, entre otros.

En este hospital todos están más por el ocio que por el trabajo. El doctor Horst que se beneficia a las enfermeras mientras su mujer le pide más marcha; la enfermera White que se aprovecha de los pacientes sedados y los ascensores que no paran de subir y bajar mientras follan dentro. Eso sí, también hay sitio para el trabajo. Nacho Vidal no puede bajar su erección. ¿Le podrán ayudar aquí?

Lo dicho, la factura del filme es realmente buena, pero el guión es increíblemente pobre. Obviamente, nadie espera que el guión sea de "Urgencias" o "House", pero sí que se lo hubieran trabajado mínimamente. Pero en lo que se ha centrado Bodilis es en el sexo, y la verdad es que éste es muy bueno y la trama insulsa lo propicia y no estorba en absoluto. Así que no se le puede criticar a Dorcel nada más que una promoción argumental a un muy buen filme sexual.

El reparto lo dice todo, pero la dirección de Bodilis todavía lo mejora, ya que pese a no tener un gran guión, Bodilis se esfuerza y retrata el sexo con una buena realización acompañada de un más que correcto montaje. Y el filme comienza de forma inmejorable para una película de estas características, viendo en POV a Tarra White que se abalanza sobre nosotros de forma libidinosa. El punto de vista cambia y vemos que está sobre un paciente sedado, al que da un tremendo repaso a continuación mientras otro hombre le cubre la retaguardia.

El resto de las escenas son mucho más prosaicas. Axelle Parker y James Brossman monopolizan el ascensor del hospital con un caliente polvo, y Nacho Vidal se cepilla a Renata Black y Yasmine, que resultan las mujeres más faciles de seducir del mundo. Vidal no se queda ahí y le pide a White que le trate su erección irreversible, a lo que White responde comiéndosela al instante.

Horst, por su parte, no pierde el tiempo. Se beneficia a una enfermera (Tania Ritz) en su despacho mientras su mujer le pide caña y nuevas aventuras y, llegada la noche, acuerda una cita bien caliente entre su mujer (Eva Karera) y Nacho Vidal, que termina gritando su nombre tras la corrida. Pero antes de todo eso, Renata Black y Suzie Carina nos deleitan con un buen lésbico en una habitación del hospital, y Horst Baron y James Brossman exploran en profundidad a Yasmine.

"Nurse" es un buen espectáculo sexual (con mucho anal y sexo cañero pero sin pasarse) y bien realizado que hará las delicias de los aficionados al buen sexo europeo. Eso sí, que nadie espere una gran película ni siquiera un filme como "Nurses" de Digital Playground. Dorcel (sólo) nos trae sexo muy bien rodado y con grandes performers. Y el que quiera otra cosa, que mire para otro lado.

Lo mejor: Tarra White y Nacho Vidal

Lo peor: que sólo es un filme de paja efímera


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo / Share it via Addthis

Lo más leído en el último mes

Entradas más leídas del blog

Seguidores

Porno Gafapasta tiene entradas y comentarios que dan vida al blog!!!

Blogs

Compártelo / Share it via Addthis

Translation

traductor para el blog blogger web

Sígueme en Twitter

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons y Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia Creative Commons. Haced clic en la imagen para ver condiciones

CINE X SIGLO XXI

CINE X AÑOS '90

CINE X AÑOS '80

CINE X AÑOS '70

Lo más leído esta semana en Porno Gafapasta

ESPERANDO EL ESTRENO DE...

  • 'Saving Humanity' - AMKIngdom (sin fecha)
  • 'Machete' - GrindhouseXXXParody (sin fecha)

Follow by Email

E-mail

E-mail
Sí, es correcto, con el guión bajo en medio; hotmail no me deja hacerlo de otra forma, xD

Archivo del blog

Etiquetas

VIDEOCLIPS

Kristina Rose en el videoclip de King Fantastic "Why? Where? What?"

Why? Where? What? from King Fantastic on Vimeo.

Mítico vídeo de Helix con Traci Lords. Sin censura


Helix - Gimme, Gimme Good Lovin'
Cargado por hairmetal. - Ver más clips de música, videos en HD!

Comentarios

Ver los anteriores vídeos destacados

Contador de Visitas

Free counter and web stats Site Meter

wibiya widget