Content feed Comments Feed

El primer objetivo femenino

lunes, 15 de octubre de 2012

Las mujeres tienen un sitio principal en el cine porno: son las grandes estrellas, la razón por la que la mayoría se decanta por ver una u otra película. Sin embargo, hay muchas actrices que han decidido pasarse a la dirección y probar suerte cambiando de ámbito dentro de la industria. Todas ellas tuvieron unas precursoras en los inicios del cine X, en los años 70: mujeres pioneras que, sin ser actrices sino cineastas con inquietudes, decidieron que el cine X era en el que mejor podían o en el que más oportunidades tenían de expresarse. Mujeres como Doris Wishman ('Satan was a lady', 1976), Anne Perry-Rhine ('Teenage Sex Kitten', 1972), Gail Palmer ('Hot Summer in the City', 1976) o, por encima de todas, Roberta Findlay fueron pioneras en un terreno que tanto en el porno actual como en el de aquellos años, incluso en el cine convencional, parece reservado a los hombres.

Roberta Findlay fue la primera de estas mujeres que se puso tras las cámaras al frente de una película porno. Había empezado (con su nombre real, Anna Riva) a finales de los años 60 como productora, guionista, directora de fotografía, cámara, compositora, técnico de sonido, actriz y directora ocasional de las películas de serie B de su marido, Michael Findlay. Junto a él, alcanzó cierto prestigio underground en el circuito del exploitation, siendo su trabajo más destacado 'The Slaughter' que, tras pasar por manos de productores más experimentados, dio lugar a 'Snuff' (1976), película que se vendió como si realmente fuera una snuff-movie y que cosechó un éxito considerable. Un éxito que jamás vio Michael Findlay que, aparte de no salir acreditado, murió un año después decapitado por un helicóptero cuando intentaba vender una novedosa cámara 3D de su creación.


Decidida a labrarse una carrera por sí sola y ayudada por el prestigio acumulado junto a su marido, Roberta se estrenó en 1971 con 'The Altar of Lust', rodada al tiempo y con los mismos actores, guionistas y equipo técnico que 'Rosebud', dos películas menores que supusieron su entrada en el porno. Su primer éxito llegó con 'Angel nº9' (1974), también conocida como 'Angel on Fire', que contaba la historia de un ligón que usa a las chicas y pasa de ellas y que se acaba reencarnado en una chica utilizada por un hombre como él.


Con su siguiente película, 'Anyone but my husband', llegó otro éxito para la directora, aunque esta fue la primera vez que utilizó pseudónimo masculino, Robert Norman, uno de tantos que utilizó a lo largo de los años, como Harold Hindgrind, Robert D. Walters, Robert R. Walters o Robert W. Norman. Y es con ese nombre con el que firmó la que es, quizá, su obra cumbre, 'The Tiffany Minx' (1981), por la que recibió el reconocimiento de toda la industria tras diez años de trabajo.


Sin embargo, en 1985 (tras más de 25 películas), se embarcó en la realización de un documental pornográfico sobre la figura de Shauna Grant (protagonista de 'Suzie Superstar', entre otras), actriz convertida en mito tras suicidarse disparándose en la cabeza con tan sólo 20 años. 'Shauna: Every man's fantasy' (escrita por el guionista de las posteriores '48 horas más' o 'Soldado Universal: el retorno') mostraba escenas sexuales de archivo de la actriz mezcladas con entrevistas a sus compañeros sobre ella. Roberta, a la que no le gustaba seguir el camino marcado por la industria, cuestionó en la película si había sido el ambiente que se respiraba en el porno de la época lo que la había abocado al suicido, algo que la industria del porno se tomó bastante mal y que la 'obligó' a retirarse ese mismo año. Este destierro le hizo volver a las películas baratas de terror, dirigiendo su último filme, 'Banned', en 1989, tras lo cual no se ha vuelto a saber nada de ella.

2 comentarios

  1. Radar Says:
  2. Interesante, como siempre, tus posts sobre la historia del porno. ¿Puedes detallarnos un poco más sobre el argumento y los valores de esas dos películas que mencionas, Anyone but my husband y The Tiffany Minx ? Gracias y ánimo con el blog!

     
  3. Albert Sanz Says:
  4. Jesús, felicidades por el artículo.
    Una pregunta, ¿la película Tiffany Mynx pudo influir de algún modo en la salvaje diosa Tiffany Mynx?
    Lo digo por la semejanza entre el título de la peli y su nombre artístico.

     
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo / Share it via Addthis

Lo más leído en el último mes

Entradas más leídas del blog

Seguidores

Porno Gafapasta tiene entradas y comentarios que dan vida al blog!!!

Blogs

Compártelo / Share it via Addthis

Hazme una pregunta ----> ask.fm/PornoGafapasta

CINE X SIGLO XXI

CINE X AÑOS '90

CINE X AÑOS '80

CINE X AÑOS '70

Translation

traductor para el blog blogger web
Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons y Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia Creative Commons. Haced clic en la imagen para ver condiciones

Lo más leído esta semana en Porno Gafapasta

Follow by Email

E-mail

E-mail
Sí, es correcto, con el guión bajo en medio; hotmail no me deja hacerlo de otra forma, xD

Archivo del blog

Etiquetas

Contador de Visitas

Free counter and web stats Site Meter

wibiya widget