Content feed Comments Feed

Coming Home –Brad Armstrong, 2007-

miércoles, 30 de enero de 2008

Brad Armstrong creó el año pasado uno de los mejores features de Wicked Pictures y de toda la temporada. Un drama bélico protagonizado por el propio Armstrong y por Kirsten Price (en el papel de su mujer), secundados por un estupendo reparto encabezado por Barrett Blade y Shyla Styles.

Brian (Armstrong) es llamado a filas por el ejército de los Estados Unidos de América en plena Guerra del Golfo. La noticia deja desolada a su pareja Sarah (Kirsten Price), a sus amigos y compañeros. Una semana después del aviso, Brian se marcha, dejando en su pueblo a su familia y amigos. En el frente, y bajo las órdenes del Sargento Baker (Randy Spears), Brian es abatido en pleno combate, un hecho que cambiará su vida y la de sus conocidos por completo.


Brad Armstrong escribió un fabuloso guión dramático con unos personajes fuertes y bien definidos, y lo llevó a la pantalla con un acierto deslumbrante. El ritmo del filme es perfecto, y la historia se desarrolla de forma fluida y siempre al compás de los personajes e introduciendo las escenas sexuales en el momento idóneo. Al más puro estilo del cine clásico, Armstrong nos cuenta una historia de sentimientos, de relaciones personales y de vidas truncadas, y lo hace con la delicadeza, sobriedad y profesionalidad que merece. Un buen trabajo de cámara (Armstrong, Jake Jacobs y Francois Clousot), un buen guión (Armstrong), unos buenos personajes y un gran montaje a cargo de Eddie Door consiguen que la historia, que nos es familiar y seguramente ya hemos visto en diversos filmes convencionales, nos interese, nos atraiga y discurra de forma amena a lo largo de las tres horas de duración de la película.

Es una lástima que no se explotara más el personaje de Spears y los momentos de instrucción y combate de Armstrong, ya que, aunque hubiera ralentizado el ritmo del filme, hubiera resultado muy interesante. Es también bastante curioso y desconcertante el cameo de Jessica Drake (que fue también la ayudante del director), con apenas una frase en una sola escena. Es de agradecer también la inclusión de nuevas actrices en los features de Wicked. En vez de ir a por lo fácil y contar con Kaylani Lee, por ejemplo, para el papel de la novia de Blade, se ofreció este papel a Shyla Stiles, una actriz curtida en el gonzo y que aporta aire fresco al reparto del filme.


Pese a tratarse de un feature con mucho esmero en lo artístico, constituirse las escenas sexuales en su mayoría por parejas y pudiendo ser considerada una de esas películas dirigidas no sólo a hombres sino también a mujeres, el sexo mantiene un buen nivel. Muy bien distribuido a lo largo de la película, se combinan diferentes estilos, bien mezclados y con escenas que incluyen sexo anal y grupal. Son diez las escenas sexuales que componen el filme: ocho parejas (hombre-mujer), una orgía de seis personas (tres hombres y tres mujeres) y dos parejas en un coche. Todos los actores realizan un buen trabajo sexual, y destaca entre todos Shyla Stiles, cuyas tres escenas se erigen cómo las mejores del filme junto, quizá, a la protagonizada por Scott Lyons y Savannah Stern.


En el apartado interpretativo, el reparto de “Coming Home” realiza un trabajo espléndido (Blade y Armstrong ganaron sendos premios por su interpretación en esta película en los AVN de este año). Los cuatro actores principales (Brad Armstrong, Kirsten Price, Barrett Blade y Shyla Stiles) realizan un muy buen trabajo, y por encima de todos, Armstrong, que ejecuta una de las mejores interpretaciones de su carrera y nos muestra que no sólo es bueno tras las cámaras y sobre el papel en blanco, sino que puede defender un papel protagonista como este de forma fantástica. Blade y Price también realizan sus papeles de forma convincente y es, quizá, Stilez la peor del cuarteto, debido en parte a su limitado talento y también a su relativa inexperiencia en features.
El resto de personajes (exceptuando al de Scott Lyons, que tampoco destaca) son realmente pequeños, meras apariciones sin llegar a ser cameos (como he dicho antes, no hubiera sobrado un mayor aprovechamiento del personaje de Spears, por ejemplo).


En definitiva, tras ver “Coming Home”, no cabe duda de haber presenciado una gran película, un buen ejemplo de cine en estado puro. Es una historia muy bien contada que no descuida los criterios de producción del porno (un buen número de escenas sexuales). Sin la necesidad de lanzarse a las supeproducciones espectaculares o de acción (como hicieron en “Dreamquest”, “Euphoria” o “Manhunters”) Armstrong y Wicked Picures nos muestran que es posible realizar buen cine de género dentro de una industria tan variable, híbrida e inestable como el porno.

3 comentarios

  1. Pues asi da guato ir a la guerra...jejeje...!!!

     
  2. Joder, pues parece interesante...

     
  3. Anónimo Says:
  4. QUE TAL ME GUSTARIA SABER DONDE PUEDO CONSUGUIR LA PELICULA DE COMING HOME, ASI COMO OTRA QUE ME RECOMENDARON QUE SE LLAMA THE GOOD GIRL CON ERIKA LUST, SI FUERAN TAN AMABLE DE DECIRME DONDE COMPRARLAS, GRACIAS.

     
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compártelo / Share it via Addthis

Lo más leído en el último mes

Entradas más leídas del blog

Seguidores

Porno Gafapasta tiene entradas y comentarios que dan vida al blog!!!

Blogs

Compártelo / Share it via Addthis

Hazme una pregunta ----> ask.fm/PornoGafapasta

CINE X SIGLO XXI

CINE X AÑOS '90

CINE X AÑOS '80

CINE X AÑOS '70

Translation

traductor para el blog blogger web
Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons y Todos los textos de este blog se encuentran bajo licencia Creative Commons. Haced clic en la imagen para ver condiciones

Lo más leído esta semana en Porno Gafapasta

Follow by Email

E-mail

E-mail
Sí, es correcto, con el guión bajo en medio; hotmail no me deja hacerlo de otra forma, xD

Archivo del blog

Etiquetas

Contador de Visitas

Free counter and web stats Site Meter

wibiya widget